Nosotros en la nada del mundo y en el todo de la vida.

Puedo enamorarme de ti un millón de veces y todavía no habré merecido tu belleza.

Puedo perder el sueño durante mil noches y la vigilia no alcanzaría para contemplarte suficiente.

Puedo lanzar mi corazón por el despeñadero rocoso y xerófilo, y el sufrimiento no compensaría a dios el regalo de tu ser.

No es tu cabello trenzado, tu falda al viento, tus ojos negros profundos como el mar.No es la flor en tu cabeza o tus pechos desafiantes, no son tus piernas contorneadas y firmes. Es todo eso y mas, es el no se qué de tu sonrisa. Es tu tono de voz cuando me hablas. Es lo que veo y me imagino. Es mi futuro pintado de besos carmesí y perfume de rosas.

Eres tu y soy yo, nosotros en la nada del mundo y en el todo de la vida.

 

Publicado en Amor y desamor, Poemas | Deja un comentario

Me mata.

No me mata el recuerdo de tus besos.

Me mata el recuerdo de todas las veces que no te besé. 

De todas las palabras de amor que no te dije.

Me mata recuerdo de lo que no vivimos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Como cuando te vi la primera vez.

La proa del barco vence la última ola que le golpea suavemente y lo balancea. Me distrae y quito la mirada del cielo. Arriba, estás en cada estrella que brilla. Algunas noches, como la de hoy, me parece que todas quieren decirme algo, como si me dictaran un código secreto con cada titilar, tal vez son la palabras exactas para que caigas rendida en mis brazos. O simplemente el rumbo que debo tomar para llegar a tu corazón. 

La brisa golpea mi cabello que ya casi tocas mis hombros, lo enreda y mete en mis ojos desordenadamente. No me deja seguir leyendo las estrellas y ya estaba a punto de pintar tu rostro uniendo puntos con estrellas y planetas. Intento atarlo en un cola de caballo, pero pierdo la liga cuando esta toca mi cigarrillo, que también brilla con cada andanada de la fría brisa marina que se arremolina a mi alrededor.

El rumbo que seguimos es el mismo que el de hace varias lunas, ninguno. He revisado el mapa una y otra vez y se como llegar a tu puerto, ¿pero y mi barco? Este barco ha sido mi más grande proyecto hasta ahora, navega a sus anchas, ha sobrevivido a motines e incendios, aquí está, es el significado de mi vida los últimos 2 lustros. No se como bajarme de él, no puedo dejarlo atado en el muelle y ya, fue diseñado para navegar y parte de mi vida esta en él; pero quiero estar contigo y debe ser antes que sea muy tarde, si no es que ya lo es. 

Una ola un poco mas grande nos golpea de lado y pierdo el equilibrio, me sorprende cavilando sobre mi, mi dicotomía, mi dialéctica existencial, en mi sigo o me quedo, me bajo o me encierro en el barco, lo que quiero y lo que debo.

Ahora sale la luna, apenas asoma el primer arco brillante sobre el horizonte marino y ya se pintó de plateado el mar. Su luz me abruma, puedo ver todas olas y ondulaciones del océano que me rodea. El mar se hace mas infinito con su luz, se llena de chispas, mi barco se ve más pequeño y ahora te veo claramente en un conjunto de estrellas a estribor. No has cambiado casi en todos estos años, sigues igual de hermosa, como cuando te vi la primera vez.

Regreso la mirada a las estrellas, tengo que descifrar lo que me tienen que decir, ahí está la clave, ahí está la vía hacia ti, ahí estoy yo, contigo y feliz.

Publicado en Poemas | Deja un comentario

El inconforme. 

El pasado que nunca existió. 

El presente que incomoda.

Ese futuro que no termina de llegar.

Y todo es mi culpa. 

Publicado en Poemas | Deja un comentario

La promesa incumplida

Me prometí que cuando te viera la próxima vez,  te pediría que me amaras para siempre; y yo mismo iba a hacer lo mismo por vos.

Pero no, me quedé encadenado a mis miedos, no lo decidí yo, creo que fue la anómia que me consume desde hace tiempo. Eso sin contar con el hecho de que en mi mano izquierda, la que no he podido abrir en los últimos ocho años, esta la llave del candado de esas cadenas.

Es una vergüenza y una deshonra, siempre fui un hombre de palabra. 

Ahora será peor, estoy seguro. Capaz y se me cierra la derecha también, donde mantengo el corazón en carne viva,  latiendo por vos todos estos años.

Publicado en Amor y desamor, Ensayos y notas | Deja un comentario

Caída libre

Abrázame que voy en caída libre.
Perdi el equilibrio justo cuando caminaba por el borde.
Confieso que me distraje, venía pendiente del ombligo de mis pesares. Como si fuese lo único que atender en este mundo.
Luego de un inmenso campo verde y floreado está el barranco, el borde que da a lo desconocido. Me vine aquí a respirar el aire puro de la soledad acompañado. A mirar hacia todos lados y hacia la nada. Vine para escapar del bullicio de la gente feliz, aca no se escucha ni el lamento de los caídos. Pero se les puede ver caer, con la cara de sorpresa y sufrimiento.
La misma que debo tener en este momento.
Uno se sorprende de ser tan estúpido y se sufre porque se sabe inevitable. Como una marca de nacimiento, va ahí contigo hasta la muerte.
Antes, cuando pensaba en ti, caminaba hacia el otro lado del campo, donde están los árboles gigantes y frondosos, al cruzar los frutales. Iba directo hacia ti, pero aquel día te vi junto a él y cambié de rumbo. En realidad lo perdí, tomé cualquiera, a la derecha, a la izquierda, en zig zag y finalmente serpentendado hacia la nada.

Hasta que llegue aquí, al vacío, luego de caer torpemente desde el borde del barranco.
Siempre espero que me abraces y me saques de aquí. Pero creo que hoy no será.
Tengo rabia, desilusión y algo de sorpresa; pero no tengo miedo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Protegido: Una pomada para el corazón 

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Publicado en Uncategorized