Hemos conversado cuando te pienso.


Es el momento de enfrentarme al sueño.

Detesto apagarme; es obsesivo, lo se. Quiero estar atento a todo y a ti. Me encantaría velar tu sueño toda la noche, todas las noches. Se siente bien, pero no esta bien.

No he dejado de pensar en ti en todo el día. Creo que mantengo permanentemente una conversación telepática contigo.

Me dices: “estoy segura que hemos conversado cuando te pienso…”
Pero no termina de ser suficiente. Es que el mundo es mio cuando estoy contigo. Porque siento que el mundo está contenido en tu sonrisa, esa que me regalas de tanto en tanto, con besos incluidos…

Me gustaría despertar y decirte al oido “good morning star shine”, que me regales una sonrisa y te acurruques junto a mi. Ven, derrítete en mis brazos, desparrámate en mi pecho.

Es la gasolina para salir a comerse al mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s