Un tesito con limón


Es el clima que nos atormenta, que confunde nuestras defensas y las adormece ante el ataque de los virus.
Es el clima de nuestro corazón, que de tanto sufrir, a decidido rendirse a la busqueda del amor, confundiendo el tiempo con la desesperanza.
Es el virus de la indiferencia, de la apatía que nos ataca y nos enferma de soledad.
Te traigo un te de cariño, con un beso profundo donde mi lengua escurre unas gotas de limón, para encender el fuego de tu pecho y las orugas que habitan adormecidas en tus entrañas, salgan de sus capullos y revoloteen en tu estómago. Como cuando teníamos diecisiete que nos parecia que nos perdíamos en los ojos del otro, cada beso era una conquista y cada roce un viaje al cielo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s