Aunque usted no lo crea


Es verdad que ” a quien madruga, dios lo ayuda”. Mi tío Pepe madrugó tanto que se encontró con él mismo cuando se iba a acostar el día anterior, y como tenía una pea de terror, lo ayudó a acostarse

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Chiste. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s